CERTIFICACIÓN ISO 9001:2015 DE IRAM

LA SMSV POSEE LA CERTIFICACIÓN ISO 9001:2015 DE IRAM

Esta certificación, obtenida el 31 de mayo de 2019, significa para nuestra Institución un reconocimiento al camino recorrido por la Mutual en el proceso de Administración de Haberes, que alcanza a casi 30.000 beneficiarios de retiros y pensiones militares del Instituto de Ayuda Financiera (IAF).

La Norma ISO 9001 es un standard de nivel internacional, que establece requisitos para los sistemas de gestión de calidad en relación a liderazgo, planificación, procesos de soporte y operación, evaluación del desempeño y mejora continua; de forma de aumentar la satisfacción de los clientes y mejorar sus procesos de prestación de servicios

En nuestro país, el IRAM es el representante de la International Organization for Standarization (ISO). El proceso de certificación contó, desde el primer momento, con el apoyo del Directorio y de la Gerencia General y fue fruto del trabajo conjunto de las Gerencias de Administración y de Servicios Mutuales y de los Departamentos de Organización y Métodos (OyM), Administración de Haberes, Seguridad de la Información, Auditoría Interna, Compras y Contrataciones, Recursos Humanos y Procesamiento de Datos.
Por su parte, la SMSV ha conformado un Comité de Dirección del Sistema de Gestión de Calidad (SGC), integrado por las Gerencias de Administración y de Servicios Mutuales, y los jefes de los Departamentos de OyM y de Administración de Haberes.

Los beneficios generales que se han generado para la organización a partir de esta certificación son: la garantía de calidad y mejora continua; la reducción de costos; y la promoción de una imagen positiva de la organización, lo que permite una diferenciación de la competencia por su eficiente gestión de calidad. En cuanto a los objetivos específicos perseguidos por la SMSV, cabe destacar: la fidelización de los asociados; la mejora de los servicios brindados; la optimización de los procesos interdepartamentales dentro de la SMSV; la motivación del personal; la mejora de la productividad; y la posibilidad de sentar las bases para avanzar en la certificación de otros procesos.